Espacio Mama- La historia de las aventuras de dos mujeres, su destino y su fe

Imagínate llegar a un lugar extraño donde todo a tu alrededor no es familiar, todas tus costumbres, y todo lo que dio por sentado ya no existen. El andamiaje de nuestras vidas desapareció por completo. Contamos tanto con estos elementos cotidianos de la cultura sin siquiera darnos cuenta: signos familiares, comidas, costumbres, música, lenguaje escrito y hablado, sin hablar de familia y amigos; ni el clima.  Sonia y Aida, dos ecuatorianas que llegaron a Londres en sus segunda viajes de migración. Hubieron vivido en España, pero en 2010 la crisis económica les obligaba de emigrar por segunda vez, esta vez a Londres, una ciudad donde ellas no encontrarían sus seguridades ni costumbres culturales que daban por sentado.  Esta segunda migración sería más difícil que la primera.   Sonia vino a vivir a Peckham hace tres años. Como millones de personas antes, durante lo largo de la historia, ella emigró por una vida mejor para escapar de la pobreza después de una ruptura matrimonial en Ecuador. Una migración valiente hacia lo desconocido para encontrar una mejor vida para ella y una hija que se quedaba en Ecuador.

“Aquí no tengo familia entonces Espacio Mama se hizo mi familia. Ha sido una bendición en mi vida.”

Sonia

El viaje de Aida sigue un camino similar, aunque no es exactamente el mismo, ya que fue su esposo el que vino primero a Londres, después de un largo período de desempleo. Pero cuando la familia llego, había problemas con alojamiento, educación y el hallazgo de un empleo. Su marido encontró trabajo en Londres como limpiador de turnos de madrugada y ahorró para traer a su familia a Londres. Aida encontró a Espacia Mama al momento de que se sintió muy deprimida. Aida caminó por un parque cuando, por casualidad, encontró a una mujer de habla hispana que dirigía Cuspase en el edificio de iglesia local del Ejercito de Salvación.  Invitó a Aida a participar en el grupo de latinas de MumSpace. Esto transformó la vida de Aida y la de su familia. Ayudaron a encontrar a su hija un lugar en la escuela, ella participó en clases de inglés y ahora su esposo va a Espacio Papa. Ahora Aida asiste a un lugar donde se siente como en casa, donde puede conversar con amigos, cocinar, sentirse relajada y libre.

Sonia describe una historia similar de encontrar una ‘segunda casa’ en Espacio Mama.

Estaba sola en Londres y su embarazo no fue fácil. Tu hijo nació pequeño. Entonces, cuando encontró a una mujer de la iglesia que le habló de Espacio Mama, pensó que era el mismo Dios quien le había enviado este bote salvavidas. Ella dice: “Si hubiera tenido a Espacia Mama cuando estaba embarazada, no habría estado tan estresada”.

Hay muchas similitudes entre el viaje de Aida y Sonia, y vemos que el elemento vital es estar con otras personas que se entienden entre sí. El poder de Espacio Mama para cambiar la vida de las personas y mejorar su bienestar se logra reuniendo a las personas y apoyándolas para crear una comunidad.

“Yo solía llegar y era como mi casa. Me senti libre y relajada”

Aida

Para obtener más información, por favor, comuníquese con nuestra organizadora de padres de habla hispana Grace Romero al 07561 070518 o por correo electrónico a grace.romero@citizensuk.org